A lo mejor no fue así

A lo mejor no fue culpa mía.

Sólo buscaba una playa sin mar, un río salado, un puente entre dos nadas. Sólo quería todo. Sólo jugué a la ruleta rusa con todas las balas en la recámara.

A lo mejor no fue culpa tuya.sonar-con-sangre-saliendo-de-la-nariz-600x400

Sólo estabas lejos de estar cerca, sólo buceabas en la superficie. Sólo querías lo que odiabas. Sólo te equivocaste al acertar.

A lo mejor no fue culpa de nadie.

Sólo nos quemaron con hielo. Sólo nos abrieron los ojos con pegamento. Sólo nos dieron a elegir entre nunca y nada.

¿Te acuerdas cómo fue? Un día cualquiera, de un mes que no existió, bailábamos lento. Y, de pronto, se paró la música, se apagaron las luces, tropezamos, caímos, sangrábamos, se paró la respiración.

¿O no fue así? Quizás tiraron abajo la puerta, nos encañonaron la cabeza, nos ataron a la columna. Y nos hicieron sólo dos preguntas:

-¿Lo quieres? Sí. Dije.

-¿La quieres? No. Respondiste.

¿Creíste que te ibas a salvar? No te salvó la verdad, lo iba a hacer la mentira…

Pude soltarme, le quité la pistola. Te maté. Me maté.

Pero a lo mejor no fue así.

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑