Nana de locos

Para no verte. Por no verte. El imparable deseo de no verte.

Lo enturbias todo. Mi cabeza y mi corazón. Mis sentidos y mi sangre.

Me como a bocados tus mentiras. Me saben a poco. Nunca me sacian.

Para no tenerte. Por no tenerte. El imposible deseo de no tenerte.

Sigue jugando a ese rollo infernal. Me abrasa. Me aniquila.

Rómpelo todo. Destroza mi mente. Quema mis venas.

Vete o ven. Yo ya no tengo elección. ¿Y tú? ¿Qué pierdes o qué tienes o qué desordenas?

Para no amarte. Por no amarte. El insoportable deseo de no amarte.

Ya está todo arrasado. Tic, tac. Cuenta hasta tres. Y suelta. Y vuela.

Dejas revueltos mis sueños y mis cimientos y mi vida.

Espera… ¿Y mi vida?

Blog de WordPress.com.

Subir ↑